Páginas vistas en total

jueves, 2 de marzo de 2017

Marzo2017/Miscelánea. LA DESERTIZACIÓN DE NUESTROS PUEBLOS

Fuente: Ubieto Arteta
*****
 LA POBLACIÓN REGULADA POR PESTES Y EPIDEMIAS
*
PRIMERA FASE: EPIDEMIAS.
SEGUNDA FASE: EMIGRACIÓN.
TERCERA FASE: CRECIMIENTO VEGETATIVO NEGATIVO  CONSTANTE.
*
A pesar de los pocos datos disponibles, resulta curioso constatar que, en pequeños periodos de tiempo y para un pequeño pueblo de Teruel, la variación en el número de habitantes es sorprendente. Sin duda, esta variación coincidía con un periodo de pestes o epidemias que dejaban a la población diezmada. La Fiebre Amarilla pero, sobre todo, el Cólera-Morbo era una epidemia fatal con resultados desastrosos en la población. Sobre el Cólera-Morbo se han hecho abundantes estudios de fácil consulta, así pues, hubo Cólera en: Jerez (1854), Andorra (Teruel, 1885),  Madrid (1854-1856), Logroño (1854-1855) y un largo etcétera.
La forma que tuvo la población española para salir de este círculo de muerte fue en primer lugar la Higiene, a tal efecto a principios del siglo XIX, en el Trienio Liberal (1820-23), ya se creó una Comisión de Cortes para hacer una ley al respecto que potenciara la Higiene Pública. La higiene tuvo sus efectos y, a lo largo del siglo XIX y del XX, se produce el Boom demográfico. Entonces la población debe regularse mediante la emigración, fenómeno bastante estudiado en nuestra provincia. La tercera fase, que es la que nos encontramos ahora se caracterizan por las bajísimas o nulas tasas de natalidad, que dan como resultado pueblos con crecimiento vegetativo negativo y constante: No hay nacimientos, pero sí que hay muertes por el envejecimiento de la población. Difícil resolver este problema porque, para que lleguen inmigrantes, es necesario que haya trabajo y, trabajo en los pueblo que tienen monocultivo del cereal, no hay.
*
EL CÓLERA
El cólera es una enfermedad infecto-contagiosa intestinal aguda, provocada por los serotipos O1 y O139 de la bacteria Vibrio cholerae, que produce una diarrea secretoria caracterizada por deposiciones semejantes al agua de arroz, con un marcado olor a pescado, una elevada cantidad de sodio, bicarbonato y potasio, y una escasa cantidad de proteínas.1 2 3
En su forma grave, se caracteriza por una diarrea acuosa de gran volumen que lleva rápidamente a la deshidratación.
*
ACTUALIDAD
Se estima que la población inmigrante en España en 2010 supera el 12% de la población total, lo que supone una población pediátrica en este grupo que oscila entre 650.000 y 800.000 niños. Estos datos representan un reto para el pediatra, que se enfrenta a una patología casi excepcional en nuestro medio hasta hace relativamente poco tiempo.

*
Pérdida constante de población
***
**
*