Páginas vistas en total

miércoles, 29 de abril de 2015

Abril2015/Miscelánea.NOCHE DE TIENDAS Y COPAS. LOS MAYOS DE Mª CARMEN ROMEO PEMÁN Y UN CÓMIC ESCRITO Y DIBUJADO POR JAVIER RUBIO

Para leer con más comodidad, pinchad en una imagen y pasad con las flechas
*
EN LA CIUDAD DE TERUEL
(Tiendas, gastronomía, cultura y ocio.)
¿Están cambiando los tiempos?
*
MAYOS DEL AÑO 2013
EN TERUEL
Pinchad en el enlace:
*
Prologo y dirección de Mª Carmen Romeo Pemán
****
LETRA DE LOS MAYOS DE TERUEL
Pinchad aquí:
****
**
*
Javier Rubio
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*

martes, 28 de abril de 2015

Abril2015/Miscelánea.¿ DÓNDE ESTÁ LA PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN EN TERUEL?

¡EL PASMO MISCELÁNEO!
*
Así figura en el plano de la ciudad, así la hemos conocido desde siempre. Cuando he leído la noticia he marchado inmediatamente a la plaza Constitución y, es verdad, no hay ningún rótulo en ninguna de sus esquinas que lo indique. Está, eso sí, el Edificio Constitución, la iglesia de Santa Emerenciana. Pero ya tenemos dudas... cómo toda una concejala con tantos años en el Ayuntamiento ha podido confundir tan concurrida y conocida plaza. Hemos pensado que quizás los equivocados seamos nosotros.¡ Tal vez... no nos enteramos de nada! ¡Tal vez...! Pero, en la plaza de la Constitución, no se ha instalado ninguna escultura.
*
Página 12 del Diario de Teruel (28/04/15)
*
*
*

Abril2015/Miscelánea.RÍO EBRÓN. TERCER TRAMO, DESDE LOS ESTRECHOS HASTA EL CUEVO.

TERCER TRAMO
*

Una vez recorrido el segundo y fatigoso tramo del río Ebrón, entre Tormón y El Cuervo, sentáronse los gacheros en la paz y frescura de este río, milagrosamente conservado virgen. Sobre un prado verde junto a las aguas claras, sacamos algo de comer y mucho de beber. La mayoría no trajo merienda y bien que se lo había recomendado gachero Aurelio, por ello, al verse desoído él y con comezón los otros gacheros, les dijo aquello de: “Bien come el catalán, si se lo dan”. En el beber, sin embargo, se fue largo y gachero Guillermo recomendó, primero, enjuagarse la boca con las aguas claras del río ya que: “Buena es el agua, que cuesta poco y no empalaga.” Entre la entretenida flores y hierbas de aquel entorno paradisiaco, alguien recordó cuentos, poesías y leyendas de la provincia. Y era el caso de recordar lo viejo, pues el futuro no garantiza la pervivencia integra de nuestro patrimonio de transmisión oral.  Recordé entonces, una serie de cuentos populares que me había enunciado José Burillo Fleta, en una ocasión en que fui a visitar la ermita de Santa Quiteria de Huesa del Común. Luego he visto que dichos cuentos estaban recopilados por Arcadio de Larrea y que tenían cierta concomitancia con los de Pancrudo. Así que, además de obsequiar a los gacheros con la famosísima pajarilla de Encinacorba y queso de Albarracín, les relaté como bien pude, este cuento que aquí traigo bien escrito y pergeñado por su recopilador. Comencé pausado ante la ávida expectación que habían creado mis palabras previas:
*
LA BUENA HIJA
Un padre tenía tres hijas. Un buen día decidió partir hacia la feria y le dijo a la mayor:
 -¿El qué quieres que te traiga?
 -Padre, querría unos pendientes -respondió la muchacha.
 La misma pregunta formuló a la hija mediana, a la que ésta contestó:
 -Padre, yo quiero una peineta.
 Y de nuevo, con la misma pregunta se dirigió a la más pequeña de las hijas, quien, de inmediato, respondió:
 -A mí, padre, tráigame un tomillico de oler.
 El hombre llegó a la feria y les compró a las muchachas lo que le habían pedido. Por último, fue a arrancar el tomillico que le había pedido la pequeña, pero le salió un culebrón muy grande que le dijo:
 -Si no me caso con alguna de las tres hijas que usted tiene, le mataré.
 El padre, un poco amedrentado, le contestó:
 -Bueno, ya se lo diré a ellas.
 Se dirigió a la mayor de las hermanas y le entregó los pendientes, pero le contó que, al arrancar el tomillico, un culebrón lo había amenazado de muerte si ella no se casaba con el animal. La hija mayor le contestó a su padre:
 -Pues, para que me mate a mí, padre, que lo mate a usted.
 Se dirigió, después a la hija mediana, le entregó la peineta y le contó la historia del culebrón. La hija mediana le respondió lo mismo que la hija mayor:
 -Padre, pues, para que me mate a mí que lo mate a usted.
 El padre, un poco desesperado, se dirigió, por fin, a la hija más pequeña y le entregó el tomillico que ésta le había pedido. Le preguntó que qué tal le había ido por la feria. A lo que el padre le respondió que bien, pero que, cuando había ido a arrancar el tomillico, le había salido un culebrón y le había dicho que como su hija pequeña no se casara con él, el animal mataría al padre. La buena hija, al escuchar la historia, formuló una respuesta diferente a la que habían formulado sus hermanas:
 -Padre, pues, para que lo mate a usted que me mate a mí.
 Al cabo de tres días, apareció por la casa del padre un caballero hermoso y las tres hijas querían casarse con él. El caballero escogió a la pequeña y pronto se casaron.
 Cuando el caballero y la muchacha se acostaron, al desnudarse ésta, el caballero le dijo:
 -Quítate ese escapulario de la Virgen que llevas en el cuello.
 La muchacha le contestó que no. Dos veces más insistió el caballero, obteniendo la misma respuesta de la muchacha. El caballero pronto se transformó en lo que era: el mismo demonio. Seguidamente, y como la muchacha no le había hecho caso, le cortó los dos brazos y la dejó en la copa de un árbol.
 Quiso la fortuna que el perro del rey de aquella tierra le llevase a la muchacha la comida que los criados le preparaban para él. Un buen día el rey siguió al perro y descubrió a la mujer en la copa del árbol. Mandó a sus criados que la recogieran y que la llevaran a casa. Allí la trataron como si hubiera sido siempre de la familia. El rey se enamoró de ella y se casaron.
 Estalló una guerra en el reino, la muchacha manca estaba embarazada. El día que dio a luz le escribieron al rey que la manquica había tenido un niño muy hermoso. Pero apareció, de nuevo, el demonio y le dijo al rey que la muchacha había dado a luz a una cosa muy fea, negra, que se subía por las paredes. Lo mejor, dijo el malvado, sería matarlo y así lo mandó a los soldados del rey. Enterada la muchacha, huyó con su hijo. Anduvo y anduvo, y, mientras, el niño lloraba.
  Llegó la muchacha con su hijo a una balsa. Tenía sed y se agachó para beber agua. Un milagro hizo que le nacieran los brazos. Se le apareció la Virgen y le dijo que le iba a poner una posada. En ella sólo entrarían los que dijesen tres veces Ave María Purísima. A las doce de la noche, una escuadra de Caballerías pegaron a la puerta. La muchacha contestó:
 -Si no dicen tres veces Ave María Purísima, no abro la puerta.
 Eran los demonios y se marcharon blasfemando.
 Al cabo del rato, un grupo de soldados llamaron a la puerta de la posada. La muchacha les pidió que invocaran tres veces el nombre de la Virgen, cosa que estos hicieron al momento. La puerta de la posada se abrió sola. La mujer se puso a prepararles la cena. El niño lloraba y lo cogían todos los soldados para que callara. Con ninguno, sin embargo, callaba. Luego, lo cogió el rey entre sus brazos y les dijo a sus soldados:
 -¿Veis como no sabéis tener al niño y conmigo calla?
 Y entonces, prodigio que acontece sobre las gentes buenas, el niño habló y dijo:
 -Pues no he de callar, si eres tú mi padre.
 El rey reconoció a su hijo y también a su esposa que ahora tenía los dos brazos que, en otro tiempo, el demonio le había cortado y que la Virgen le había devuelto.
(Cuentos de Huesa del Común, recopilados por Arcadio Larrea.)
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*

Abril2015/Miscelánea. RÍO EBRÓN. TRAMO MEDIO DEL RÍO, LOS ESTRECHOS Y LA MUSA DEL EBRÓN

La musa del Ebrón, entre Tormón y El Cuervo.
***
LA LUCHA POR EL PODER
( Es legítima y legal, pero debe ser democrática.)
*
CONSIDERACIONES PREELECTORALES (VIII)
Lo que caracteriza a la Era Contemporánea es la lucha por el poder. Por el poder a cualquier precio. Hasta la revolución Francesa que da entrada a esta Era, el poder se conquistaba/discutía/disputaba entre las élites y entre aquellas familias que lo poseían de forma inequívoca. Para nuestra sociedad occidental: La Iglesia y la Monarquía absoluta. Solamente unas pequeñas pinceladas nos darán las pistas. El caso más famoso es el asesinato de Julio Cesar (tú también Bruto). El Cid Campeador de forma legendaria hace jurar a Alfonso VI el Bravo de que no ha matado a su hermano. Fernando el Católico tiene un atentado en el Tinell (Barcelona) y desarrolla una política matrimonial tendente a otorgar los cargos fundamentales a su familia ya sea directamente (Virrey de Aragón) ya sea mediante casamientos. Contra Felipe II conspira su hijo Carlos…Motín de Aranjuez..., etc. etc. Sin olvidar a los Papas y la descaradísima afición a los venenos  y a los contravenenos o triacas. Hay para contar y no parar.
Desde la llegada de la Edad Contemporánea el poder se ha detentado mediante el sufragio universal, más o menos directo y democrático, y mediante el golpe de estado o la revolución (burguesa o popular). Ejemplos hay casi tantos como Estados en el planeta Tierra. ¿Qué decir de Corea del Norte, Cuba, Venezuela, países teocráticos musulmanes o el Estado del Vaticano. Regímenes donde el calificativo de democráticos es más que dudoso: Rusia, China… etc.
A la Edad Contemporánea le han acompañado, también, las dictaduras más férreas y sanguinarias de la historia de la humanidad. ESTALIN O HITLER, quedan en la memoria amarga de los hombres.  Abandonado ya un siglo XX tan dramático, queda todavía mucho tiempo para que todos los países del mundo se homologuen a los que se consideran más democráticos, sin que hayan llegado a una perfección que siempre será utópica, pues pesan muchos interese y diversa formación intelectual y técnica en todas las sociedades. Falta por consolidar y perfeccionar un poder mundial, La ONU, que sea capaz de mediar con eficacia y evitar que determinados países sometan a sus súbditos a regímenes de esclavitud. El caso más sangrante es Corea del Norte o el Estado Islámico.
En España este año 2015 es año electoral y muchas gentes se vuelven a sorprender de algunos excesos que se cometen en el afán de conseguir votos para sus respectivos partidos. Un Estado fuerte y una Justicia eficaz y rápida deben evitar los excesos, y deben garantizar, la equidad en la lucha por el poder. Finalmente, para mí, personalmente, no hay nada más eficaz que un ciudadano bien formado, bien educado y con criterio propio. Desde una sólida formación personal se pueden observar las apasionadas luchas políticas con cierta relajación. A la hora de votar, quien sepa hacerlo bien, deberá entender que debe primar el bien general (social) sobre el individual (egoísta), pero salvaguardando siempre, los derechos inalienables de la persona: la libertad, la justicia y la igualdad.
*
*
*
Puente de la Fonseca.
*
*
*
*
*
*